Cinco cositas de nada…

Cinco cosas de nada…

Primera. Un corto, «Espinas», de Iván Sáinz-Pardo. Una vuelta de tuerca al arte cinematográfico. Una mujer atrapada en su propia vida. Son solo catorce minutos, pero te remueven una eternidad.

Segunda. Una canción, «Nana triste», de Natalia Lacunza y Guitarricadelafuente. A veces, música y literatura son una misma cosa, lo son.

Tercera. Un libro, «Luna llena», de Aki Shimazaki, una historia de amor que se convierte en dos, el pasado mezclándose con el futuro, el futuro queriendo ser pasado de nuevo y el amor, el amor siempre.

Cuarta. Un lugar, Barcelona, un pequeño restaurante, mesa para dos. Una camarera que, cuando cree que nadie mira, baila bachata al ritmo del hilo musical. En la pared un neón, arriba los corazones.

Quinta. Un cuadro, Hopper, siempre Hopper, porque para explicar lo que dice cualquiera de sus cuadros harían falta cinco cortos, diez novelas, veinte canciones y cien camareras bailando a escondidas.

Arriba los corazones…

Posted in -